La Torre de Rudesindus, cada vez más cerca

"La Torre de Rudesindus" es el juego que llevo tiempo elaborando para la Línea Bizarra de Nosolorol. Como ya sabéis de anteriores entradas, se trata de un juego en el que los jugadores interpretan a lutines (demonios domésticos) al servicio del mago Rudesindus. Al inicio de cada historia Rudesindus se ausenta de la torre dejando a los jugadores al cargo de las tareas domésticas (que varían de historia en historia), para lo cual deberán interactuar con los demás habitantes, desde Ismael el Peregrino hasta la Princesa Cautiva.

Quizás lo más llamativo del juego sea que las hojas de personaje son los contratos demoníacos de servidumbre que firman los lutines con Rudesindus, donde se describen sus capacidades, aptitudes mágicas... y defectos. Con ese contrato y tres dados de seis se resuelven todas las acciones. El manual incluye, además de la completa descripción de la torre y sus habitantes, treinta y seis tareas para realizar y sistema de juego, un mini-juego llamado "Explícaselo a Rudesindus", que sin duda hará las delicias de los que se sientan atraídos por esta ambientación.

Si tuviera que definirla con pocas palabras sería: "Es como si los pitufos trabajasen para Gargamel y estuvieran constantemente celosos los unos de los otros". Los puntos fuertes del juego, a mi juicio, radican en su sencillez, su ambientación completamente desarrollada y el tono con el que ha sido escrito, ya que hemos contado con la colaboración de un lutín para que nos cuente sus propias experiencia con la dichosa torre.

Pero esta entrada se titula "La Torre de Rudesindus, cada vez más cerca", y eso debe ser por algo. Ese algo es que el proceso de ilustración está terminando y el de maquetación comenzando, y como muestra os presentamos una imagen de la portada, aún en elaboración, para que podáis apreciar el estupendo arte de Jaime García Mendoza, ilustrador del libro.



Si tenéis algunda duda sobre el libro podéis plantearla en nuestros comentarios o en el post creado a tal efecto en los foros de Nosolorol. ¡Los lutines pronto invadirán las tiendas!

5 comentarios:

Killy dijo...

Jops, la verdad es que tiene una pinta cojonuda. Y ahora que por fin hemos podido ver una imagen, más ganas.

La verdad es que puede ser una buena opción para partidas rápidas (por lo que he entendido) y en clave de humor.

Pedro J. Ramos dijo...

Me alegro de que te guste Killy :) efectivamente, aunque el juego dedica unos párrafos a comentar como hilvanar historias de una tarde a otra, la verdad es que yo creo que es más adecuado como juego de una sesión ocasional, como ocurre con el Lances o el Inocentes, con la ventaja de que puede jugarse de nuevo con los mismos lutines de una historia a otra, hasta que terminen sus años de servicio.

Otro aspecto importante es la posibilidad que tiene el Amo de la Torre de regular la duración de la partida al encargar más o menos tareas a los lutines. Una sola tarea puede permitirte rellenar el tiempo hasta que llega el jugador que falta para la campaña, mientras que tres tareas pueden dar para una intensa tarde de diversión.

Y el tono es, efectivamente, humorístico, de esa clase de humor que se ríe de las venturas y desventuras de los pobres lutines haciendo cosas para las que no están del todo preparados :)

Servobot dijo...

Tengo ganas de echarle la zarpa. ¡Pinta muy bien!

Anónimo dijo...

Nada más que por tener esa ilustración en tamaño real, merecerá la pena. Que maravilla.
Bueno, y por el contenido también, que me lo contaste y ya le tuve ganas...
Javi

Beliagal dijo...

Uf... qué ganas de pillarle. Me imagino una sesión de juego con éste, con el Kragmortha y el Sí Señor Oscuro... Risas aseguradas.

Y la ilustración, se me hace la boca agua... ^^