Juega, juega, juega

Como seguramente ya sepáis a estas alturas, el pasado mes de agosto estuve en las jornadas Tierra de Nadie, en Mollina (Málaga), donde una vez más pude constatar una gran verdad: jugar, jugar y jugar ayuda al proceso creativo como nada en el mundo.

Allí estaba yo, con mis partiditas bajo el brazo, y un conjunto de jugadores que pasaron por todas ellas. Unas fueron más divertidas que otras, otras tuvieron unas interpretaciones de Óscar y otras sencillamente se me pasaron volando gracias al buen hacer de los jugadores. Pero lo que tenía en común es que el mero hecho de jugar, de hablar con jugadores, de, en definitiva, hacer vivo el texto que había llevado (partidas que en mayor o menor medida me gustaría publicar, bien por Internet, bien como libros). En defintiva, lo que os quiero transmitir hoy es que jugar todo lo que puedas a tus proyectos permitirá:
  • Que conozcas mejor el juego, al haberlo podido poner en práctica.
  • Que el feedback de los jugadores te motive para escribir. Sus sugerencias, comentarios y demás te serán muy útiles, pero también te darán ganas de ponerte a trabajar como un loco.
  • Que los jugadores puedan ir conociendo tus proyectos, y así también pueda iniciarse el "boca a boca" que hará que la gente tenga ganas de tu juego.
  • Que puedas recabar ideas de los destinatarios finales de tu producto.
En definitiva, que sólo hay que ir a unas jornadas de rol para darse cuenta de lo importante que resulta tener gente a la que presentar tus ideas cuando aún están en desarrollo. Gracias a gente estupenda como Carlos, Marc, Nast y Nuria, entre otros, por permitirme hacerlo.

Y tú, ¿Notas mejoras en tus trabajos si los juegas?

2 comentarios:

Kano dijo...

Yo creo que es imprescindible jugar a los juegos que creas.

No solo porque mejoras, sino por la cantidad de ideas que te generan cuando un juego es probado por el creador.

Yo no escribo mucho, pero la prueba simplemente la tienes incluso cuando escribes un modulo para un juego editado.

Al dirigirlo, como dices, te das cuentas de muchas cosas que fallan, que faltan, o simplemente que se pueden mejorar.

Por ello, creo que es imprescindible que los juegos se jueguen por parte de las personas que los escriben. Quizá, por ejemplo, Monte Cook nunca hubiera editado tal y como está el "Retorno al templo del mal elemental", sino que lo hubiera desarrollado muchisimo mas.

Killy dijo...

Gracias a ti, Pedro, por currarte los juegos y aventuras para disfrute de todos nosotros.

La verdad es que es una gozada no solo poder echar unas partidas con un amigo, sino que además poder echarle una mano para con su proyecto ;D.

Y realmente, tal como comentas, creo que es sumamente importante jugar tanto como puedas a tu juego/módulo (o, como mínimo, que lo jueguen), ya que únicamente así podrás ver si realmente lo que tienes en tu cabeza se ha llegado a transmitir (o es jugable). O al contrario, si cobra vida propia en mesa, y resulta que hay huecos y cuestiones en los que no habías caído o no habías remarcado lo suficiente.

La verdad es que es curioso leer un módulo y que tenga realmente ayudas buenas. Que se haya pensado en las necesidades de la partida y en las posibilidades de éste. Está claro que luego a saber como sale en cada mesa, pero ese trabajo previo se nota cuando lo preparas, y creo que el testeo es el que te puede ayudar como autor a llegar a crear algo bueno.