Taller de Escritura Rolera: feedback de la segunda entrega

Como habéis podido apreciar, en este segundo ejercicio no ha habido un feedback individualizado por mi parte con en el primero. La razón es sencilla: mi objetivo con este ejercicio era simular lo que suponía trabajar en equipo en el mundo del rol, algo que ocurre con bastante frecuencia hoy día y que, sin embargo, era difícil de simular en un taller como éste donde cada uno trabaja en su proyecto personal. Sin embargo, viendo los comentarios que me iban llegado de vosotros a lo largo del mes creo que, en general, sí se ha conseguido el objetivo.

Viendo vuestro desarrollo en conjunto creo que se han producido alguno de los fenómenos que se dan en el trabajo en equipo: el que quiere ponerse en marcha cuanto antes; el que quiere, pero le ocurren cosas que se lo impiden; el que llega a última hora; el que encuentra un compañero que no tiene que decirle nada demasiado relevante; el que encuentra un "alma gemela" que le enriquece su proyecto... de todo hay en el mundo.

Yendo al meollo del asunto, creo que este ejercicio os ha servido para apreciar algunas circunstancias que os pueden ocurrir si desarrolláis un proyecto con otras personas. Si no hacéis un proyecto personal u os autoeditáis, lo más probablemente es que debáis colaborar con alguien, así que os invito a "rodaros" en el trabajo en equipo todo lo posible. De hecho no forma parte de los ejercicios del taller, pero os recomendaría que si el trabajo en equipo os ha resultado productivo, tratéis de continuar la relación de beneficio mutuo en los próximos meses, seguro que el resultado mejora.

Ahora, algunos aspectos concretos:
  • Sigo encontrando algunas contribuciones con faltas de ortografía o estilo. Desde luego esto es un taller para ir practicando, pero si no os acostumbráis a darle un buen acabado a todos los textos que presentáis os acabáis acostumbrando a no hacerlo. Creedme. Y os lo dice uno que a veces deja que se le cuelen cosas en las entradas del blog para sacarlo adelante, pero con los textos "serios" soy más concienzudo. Como aquí no recibís "nota" no tiene mayor relevancia, pero os garantizo que jugará en vuestra contra ante los potenciales lectores.
  • Utilidad del feedback. No sé qué pensáis vosotros, pero yo he visto algunos feedback que parecen hechos "por cumplir", con comentarios bastante generales e incluso superfluos. Eso seguro que no ayuda al autor a mejorar su trabajo. Pero también hay algunos feedback que da gusto verlos, y que hacen que uno se plantee algunas cosas de su proyecto. Mi consejo es: da el feedback que te gustaría recibir a ti.
  • Respuestas razonadas. Igual que en el caso anterior, pero sobre las respuestas. Algunos parecen defenderse como gato panza arriba, para persistir en su idea, mientras que otros se plantean lo que le dice el otro y por qué se lo dice (le vayan a hacer caso o no). Si alguien se ha tomado la molestia de hacerte un buen feedback lo que dice lo dice por una buena razón, y merece al menos razonar tu respuesta, aunque te "duela" que critiquen tu trabajo.
  • Documentarse y ponerse en el lugar del otro. Cuando vas a dar un feedback a alguien, como mínimo deberías ponerte en la piel de lo que propone. Si a ti te van los juegos "indie" y tienes que darle tu opinión a un juego que a todas vistas ha sido diseñado como un juego "Vieja Escuela" (y su autor pretende que así sea) ponte las gafas de la Vieja Escuela un momento y da el feedback. O dicho de otro modo, yo puedo dar muy buenos consejos sobre Ingeniería Aeronáutica a una persona, pero si lo que él está diseñando es un nuevo plato para su restaurante no le voy a ser muy útil. A veces eso nos llevará a documentarnos antes de hacer el comentario, pero eso sólo nos hará mejorar como revisores.
  • Opiniones de la Red. Esto no iría tanto por este ejercicio como una recomendación adicional: en Internet encontraremos mucha gente que nos animará cuando emprendemos un proyecto... pero no harán nada más. La mayoría no visitará nuestra web, no leerá las doscientas páginas de texto, pero sí se lo descargará y le echará un ojo cuando esté listo. No esperes palmaditas constantes en la espalda. Si de verdad quieres sacar adelante tu proyecto no dependas de que todo el mundo te mire y aplauda con cada entrega que publiques.

Y esto es todo por mi parte. Pero no soy el único que va a opinar aquí. Tres participantes del taller han respondido a mi llamada y nos traen sus propias experiencias para complementar este feedback ¡Gracias chicos!

Sergio Recio Gamo
Como yo he hecho el ejercicio dos veces -porque la Navidad es una época muy complicada para establecer contactos, me temo- creo que puedo hablar de mi experiencia con cierta holgura.

La verdad es que opino que la experiencia con el ejercicio ha sido muy estimulante y enriquecedora.

Me ha animado a profundizar más en mi proyecto personal, que comenzó como una idea rara pero extrañamente atractiva -¿Quizá es ilusa y tonta? ¿Quizá no?- pero que parece interesante para una serie de personas veteranas en el Rol. Y además por motivos bien parecidos o, en algunos casos, los mismos motivos. Creo que sentirse apoyado por gente que sabe del tema ayuda mucho; refuerza tu convicción para seguir adelante cuando no ves las cosas claras.

Hablar con otras personas que saben tanto o más de Rol que yo mismo, de un modo análitico y práctico, sobre una idea, me ayudó a ver las grandezas y fallos de mi proyecto de un modo más objetivo. En realidad, me obligó a trabajar sobre esa idea y verla de un modo profesional. Al menos así lo interpreto yo. También reconozco que he sido muy afortunado de trabajar, por azar, con personas que saben del Rol y saben expresarlo con precisión y sensatez. Quizá con otras personas la experiencia no hubiera sido tan buena. Probablemente no, claro...

Yo opino, tras lo vivido, que la experiencia de trabajo en grupo es muy beneficiosa cuando se hace con espíritus afines, emprendedores, entusiastas de la afición y que trabajan para obtener resultados buenos, divertidos y satisfactorios.

Opino que este proyecto aguzó mi ojo crítico para ver virtudes y defectos en mi proyecto y en los otros. Para verlos de un modo lógico, con razones inteligentes de fondo. Me ayudó a saber ver los trabajos de otros con perspectiva; ver lo que son, de donde podrían venir, y sobre todo lo que podrían ser o llegar a ser.

Opino que pulió mi capacidad para relacionar ideas de diferentes contextos y tipos. Me animó a ir más allá de mi conocimiento y buscar información que no conocía pero que intuía que podía ser útil. Y a resumir y expresarme con brevedad y precisión, claro... ¡Es que tengo tendencia a enrollarme como una persiana, como se puede ver aquí!

En fin. Hasta aquí es donde lo veo yo. Quería decirlo pronto, antes de que se enfriaran mis recuerdos de la experiencia. Yo repetiría la experiencia. Sin ninguna duda. Con mis dos compañeros o con gente que comparta las mismas cualidades básicas: Voluntad de trabajo, simpatía, sinceridad, ideas claras, lógica, argumentos, capacidad de expresión, respeto mutuo, compromiso, amor al Rol, conocimiento del Rol... Esto es lo que yo creo, o por lo menos como lo veo yo.

Si a alguien le ayudan estas palabras me alegraré mucho por él. En todo caso aquí están y muchas gracias por tomaros el tiempo de leerlas.

Bester
Personalmente no me ha servido para mejorar mi ejercicio porque el feedback que he recibido comentaba aspectos obvios y muy superficiales de mi propuesta por lo que no me ha sido de ayuda.

Supongo que a lo mejor el ejercicio de colaboración llega en un estado muy inicial de los proyectos de cada uno , con poca información y es dificil simular más implicación en el proyecto de otro.

Me ha servido en el sentido de ponerme en la visión de otra persona al intentar mejorar su propuesta , pero no para mejorar la mía. Supongo que quien me dió el feedback no contaba con información suficiente como para aportar algo "sustancioso". A lo mejor soy demasiado critico pero no he visto la misma implicación, cosa que también es normal en un ejercicio de colaboración (siempre una de las partes puede sentir que ha currado más ..igual quien recibió mi feedback opina igual)

En cualquier caso lo veo un buen ejercicio de simulación ; pero de cara a otro futuro taller (si te quedan ganas despues de tanto curro con este) te sugiero como propuesta de mejora que la gente trabaje en equipos desde el principio o trabaje en equipo en mayor número de ejercicios.

Jorge Vallejo
Mi experiencia con este ejercicio ha sido, si no iluminadora (que sería exagerar), sí muy útil. Los comentarios de mi compañero de equipo me han recordado que lo que uno tiene en la mente es difícil de transmitir bien a otras personas. También que cada persona mira el mismo texto con ojos diferentes. Y eso es bueno desde el punto de vista creativo. Yo tenía una idea en la mente que he intentado plasmar en palabras; palabras que Sergio ha leído y han formado una idea diferente en su mente, que a su vez me ha transmitido a mí en forma de sugerencias. Como resultado, la imagen que yo tenía originalmente ha cambiado de forma que he descartado cosas que iba a incluir, y voy a incluir cosas que anteriormente había descartado o que no se me habían ocurrido antes.

Además Sergio me ha apoyado con un entusiasmo tremendo y contagioso que me ha dado muchas ganas de continuar con el taller y sacar a mi criatura adelante.

Espero veros a todos el mes que viene con una nueva entrega del Taller

2 comentarios:

Britait dijo...

Con permiso de Pedro J y de todos los participantes del taller, me voy a tomar la libertad de dar mi propia opinión del segundo ejercicio aquí mismo en los comentarios:

Este ejercicio de feedback me ha servido ante todo para conocer a una estupenda persona como es Sergio (el autor del primer comentario de esta entrada), que tiene un talento innato para expresarse y transmitir ideas, hay gente mucha más reconocida que escribe mucho peor que tu Sergio, no te enrollas tanto como crees.

Respecto al ejercicio en sí mismo, me ha hecho analizar qué pretendo con mi participación en el taller en particular, y que pretendo cuando me meto en un proyecto de este tipo (ya que no es mi primer proyecto de juego, llevo algunos ya).

Siempre he empezado a la brava, por impulso y a ver donde llego antes de aburrirme y meterme en otro jaleo distinto. He tomado conciencia de que para escribir de rol no solo hay que saber escribir, hay que tener ganas y constancia para hacerlo, y tener algunas ideas claras desde el principio, que no tienen nada que ver con mecánica y ambientación, los dos pilares que siempre he creido únicos componentes de todo juego de rol.

Analizar un proyecto ajeno me ha servido para practicar analisis, ya que los juegos que solemos leer son juegos terminados, o "intocables", y normalmente los autores no son amigos de recibir criticas, y esto ha resultado cuanto menos curioso.

Este mismo ejercicio de critica y analisis en otro entorno bien podría ser considerado ofensivo, o al menos no bienvenido (todos sabemos que un autor, de rol o de lo que sea, es ante todo un enamorado de su obra y no le gusta que se lo critiquen).

En definitiva, entre en el taller tomandolo como un pasatiempo, y me está haciendo reflexionar bastante sobre el proceso de creación de un juego, y de como esto puede ser algo más que una frikada propia que uno escribe por impulso y del tirón, como ha sido mi costumbre hasta ahora. Un reglamento es algo vivo y este segundo ejercicio lo ha demostrado claramente.

Nada mas, un saludo.

Pedro J. Ramos dijo...

Gracias por tus comentarios britait, a mí al menos me han gustado mucho :)