BIT no será publicado

Estimados lectores del blog,

Creo que, al menos en el mundillo del rol, los autores pecamos de hablar siempre en positivo. Es decir, tendemos a hablar solamente de lo que va bien y no de lo que va mal o no nos funciona. Y de lo negativo también se aprende. Hoy quiero compartir con vosotros una de esas cosas que no son tan positivas, esperando que os sea útil.

El motivo de esta entrada no es otro que informaros de lo que ya podéis leer en el título: BIT, el juego de rol que contribuí a desarrollar junto a Jordi Martín y Pablo Palmier no será publicado. Dormirá el sueño de los justos en los discos duros que lo vieron nacer. De hecho, los más observadores ya os habíais fijado en que no figuraba dicho libro en el apartado de libros en preparación de mis publicaciones, desde que notificamos al responsable correspondiente nuestro deseo meses atrás.

Las razones para esta decisión se encuentran en que los tres autores hemos decidido que después de esperar más de un lustro desde que se escribió el texto ya no es el momento ni la forma para publicar este juego. Siendo realistas, la juventud a la que estaba destinada ese libro ya ha crecido, se han hecho mayores de edad, y ahora encontrarían el producto infantil o poco adecuado para ellos... y posiblemente los jóvenes de ahora no tengan los mismos gustos e intereses de aquéllos anteriores al Tuenti, Facebook y World of Warcraft. Es decir, la misión que pretendía cumplir el texto ya no puede cumplirla.

Ésta ha sido una decisión amarga, porque a todos los autores implicados nos hacía mucha, ilusión ver un trabajo como ese publicado, pero creemos que es la decisión más consecuente con los aficionados (presentes y futuros) a los juegos de rol. Creo que ésta es una muestra más de que en España, contra lo que algunos dicen, ni se publica cualquier cosa ni se llenan páginas y páginas sin sentido (o al menos no siempre, como algunos de vosotros querréis apostillar).

Para mí fue un trabajo que me permitió forjar una gran amistad con mis compañeros, a los cuales podéis seguir el rastro en sus publicaciones, Jordi Martín con Reflejo y otros proyectos en NSR y Pablo Palmier en el mundo de los videojuegos. También me enseñó mucho sobre la relación entre el autor y sus interlocutores.

Y ahora, a continuar con proyectos que nos ilusionan tanto o más de lo que hizo BIT antaño. Esperamos que os gusten.

7 comentarios:

JMPR dijo...

Pues me parece una lástima, pero bueno. Mucho ánimo y a otros proyectos.

Selenio dijo...

No sé si el juego me habría interesado (debería al menos echarle una ojeada para juzgar), pero es una lástima que no vaya a tener la oportunidad de comprobarlo.

¿Os habéis planteado la posibilidad de publicarlo aunque sea en PDF gratuíto? Si la decisión de no publicarlo comercialmente es firme, no perdéis nada y al menos todo esa ilusión y esfuerzo invertido no habrá sido completamente en vano.

Selenio.

Wolf Silvermoon dijo...

Secundo totalmente el comentario de Selenio.

Gerry_lopez dijo...

Yo estoy con Selenio tambien. Además, no creo que ningún sistema (excepto uno muy-muy-muy enfocado hacia el público infantil) pase tanto de moda con la edad... Mirad sinó el D&D o el juego de tablero Heroquest. Muchos jugaron (y jugamos) de niños y sigue siendo interesante. Además, echad un vistazo al panorama y vez que si aporta algo (por poquito que sea) será muy bienvenido.

Un saludo.

Balan dijo...

Yo también secundo el comentario de Selenio, siempre será mejor compartir un trabajo que dejarlo guardado en un cajón.

Salvo que tengáis pensado todavía poder publicarlo dentro de algún tiempo.

Jordi Martín (Beorn) dijo...

Hola. La verdad es que los tres autores pensamos en la posibilidad de publicarlo de alguna forma u otra, pero diversos motivos nos lo impiden. El principal es que nosotros intentamos ser profesioanales,y prefiero no dar más detalles. Aún así no todo está perdido y quién sabe si podremos rescatar el material de una manera u otra, aunque seguramente no será a corto plazo. Lo siento mucho de verdad.

Diseñando la Singularidad dijo...

Vaya, siento que hayáis tenido que tomar esa decisión.