“Quiero que mi afición crezca” – Una propuesta

Llevo mucho tiempo queriendo hacer una entrada como ésta. Su contenido me parece muy apropiado para un blog, porque no deja de ser un "cómo veo yo las cosas", un "runrún" que me lleva acompañando cierto tiempo, y que de manera más o menos desorganizada ha ido saliendo poco a poco de mi cabeza. Hoy quiero presentaros esta idea, que seguramente pueda ser catalogada por algunos como "de bombero", al igual que en su momento dejé la propuesta de un portal de noticias de rol en Europa.

De lo que os quiero hablar hoy es de mi propuesta para ayudar a la difusión del rol en nuestro país. Podéis considerarlo una de esas entradas de “mis tripas me pedían poner esto por escrito”, aunque espero que sea una lectura interesante para algunos de vosotros.

El estado de la cuestión
Para plantear soluciones antes hay que detectar un problema. El problema, formulado de forma clara y sencilla, es que queremos ser más. Los juegos de rol son una actividad eminentemente social, y al igual que hacen falta al menos dos personas para jugar al ajedrez, necesitamos al menos dos personas para jugar a rol... y normalmente preferimos hacerlo con algunas más.

Pero nuestra afición es minoritaria. Eso no es bueno ni malo de por sí, es lógico. Hay muy pocas cosas que verdaderamente sean "de masas" en una sociedad. El cine lo es, el teatro no. El fútbol lo es, el rugby no. El ajedrez, al que tanta gente sabe jugar, tampoco. Muchas aficiones minoritarias tienen en común, además de su difusión entre la gente, que son costosas, en términos de tiempo, dinero o ambos. Para mí los juegos de rol son sobretodo costosos en tiempo, tanto por parte de la preparación del Director del Juego como de las sesiones en sí mismas. Es cierto que podemos jugar sesiones de dos horas, pero por lo general nos suele gustar hacer cosas más amplias, incluso estar toda una tarde o una noche (o ambas) jugando. Y además de forma continuada en el tiempo, que lo de los one-shots está muy bien pero lo que de verdad nos "pone" son las campañas de años y años de duración.

¿Verdad que conocéis mucha más gente que juega pachangas de fútbol que gente que esté en equipos de fútbol? por ahí van mis tiros... ahora volveré sobre ello.

Si queremos conseguir ampliar nuestro número de jugadores necesitamos dos cosas: ofrecer cosas que les interesen y hacer que esas cosas lleguen hasta ellos.

¿Qué les interesa a los no jugadores?
Pues, dado que estamos en un mundo diverso, probablemente muchas cosas, y es posible que gran parte de ellas no se las ofrezcan los juegos de rol disponibles. Siempre que pienso en esto no puedo evitar acudir a lo que en el mundillo del videojuego consideran la distinción entre el público casual y el hardcore, los que quieren jugar un ratillo y sin complicaciones, y los que quieren sacar hasta el último misterio del juego, y cuanto más difícil mejor. Algo parecido hay en los cómics, que de cuando en cuando hacen reboots (reinicios) y cuentan de nuevo el origen de los personajes para tratar de ganar lectores nuevos.

Trasladando esa situación a los juegos de rol creo que muchos de los que ahora jugamos somos o hemos sido hardcore, pero también muchos se han convertido en casuals a su pesar. Sus quehaceres diarios no les deja tiempo para preparar partidas sesudas, deben jugar a reglamentos ligeros y, a ser posible, que el Director de Juego tenga que "currar" lo menos posible para poder jugar sin complicaciones. Esa gente, aunque no sean "jugadores nuevos" corremos el riesgo de perderlos, y sobretodo perder su potencial para iniciar a nueva gente en esta afición. Para solucionar esto tenemos que ser capaces de diversificar la oferta, de ofrecer juegos accesibles y complejos, juegos para casuals y para hardcore, y que no se nos caigan los anillos por ello.

Esto puede llevarnos también a explorar otros terrenos que apenas han sido tratados por los juegos de rol hasta el momento. Temáticas románticas (como el juego Breaking the Ice), ambientaciones históricas con algunas particularidades (¿Cuántas veces se ha hablado en la blogosfera de tener un juego de Águila Roja?) y demás. Esto mismo han hecho otras aficiones como el ya mentado fútbol, que tiene versiones para jugar con menos jugadores, en la playa, etc.

También está el pilar de poner de manifiesto las bondades de los juegos de rol. A raíz de la acción formativa sobre juegos de rol y educación que organizó la A.J. “Odisea Astur” Mario Grande y yo hablamos varias veces sobre ello, sobre lo útil que les “sonaba” a los docentes esto del rol, pero la falta de herramientas para saber utilizarlo en el aula. Tener materiales así serviría no sólo para facilitar el proceso de enseñanza – aprendizaje, sino para mostrar a docenas de alumnos lo que son los juegos de rol. ¿Acaso no se han creado videojuegos para que los alumnos aprendan determinados conocimientos? (p.ej. aplicaciones Clic).

Por último, no podemos olvidar la cuestión que más nos duele: que los juegos de rol son una afición que no gusta a todo el mundo. Ocurre con todo en esta vida. Pero más vale que una persona pruebe los juegos de rol, descubra qué son y decida que no le gusta, que se pase toda la vida ignorando su existencia.

En resumen: una oferta más diversa, y que contemple tanto al público tradicional como al ocasional.

¿Cómo hacemos que esas cosas lleguen hasta ellos?
Todos conocemos métodos de difusión. Desde el uso de los medios de comunicación hasta el posicionamiento de productos. Sin embargo, como he mencionado antes somos una afición minoritaria, y muchas veces cometemos el error de pensar que los métodos de difusión más conocidos (precisamente los empleados por las aficiones mayoritarias) deben funcionar también para nosotros. Y el caso es que no lo hacen, bien porque no podemos acceder a ellos (p.ej. el coste de un anuncio en prensa es muy elevado, no pensemos ya en uno de TV) o bien porque resulta difícil explicar los detalles de nuestra afición en un formato tan encorsetado. ¿Qué podemos hacer entonces?

Ser una minoría activa. No quiero hilvanar tanto como para meterme en vericuetos teóricos, pero creo que la clave está en que hagamos cosas dentro de nuestras posibilidades, y hasta que la cosa mejore, utilicemos los mejores vehículos de los que disponemos: las asociaciones y clubes de rol, las jornadas y eventos, pero no sólo los dedicados a "mantener" al aficionado (que también), sino los enfocados a mostrar lo que es el rol al público en general.

En este sentido se han hecho múltiples intentos y de muy diverso tipo. Seguro que todos vosotros conocéis varios de ellos, así que permitidme que en lugar de hacer un extenso listado comente un par de ellos que se hacen en la asociación que frecuento, Odisea Astur.

El primero es lo que llamamos "Odisea Abierta". Una vez al mes utilizamos un Centro Social de nuestra localidad para ofertar partidas one-shot y juegos de mesa para cualquier persona que quiera pasarse por allí. Como lo hacemos mensualmente, si alguien nos descubre por algún otro método (p.ej. visita nuestro blog en Internet) podemos emplazarle a ese evento o incluso preparar algo a su medida. También en ocasiones sirve para que personas que sencillamente pasaban por ahí se atrevan a probar los juegos de rol, o como excusa para que algún medio de comunicación escaso de noticias se haga eco de las mismas y de paso expliquen en qué consiste eso del rol.

El otro es lo que llamamos "Odisea a la Carta". Como su nombre indica, es una partida personalizada, creada al gusto de la persona que contacte con nosotros a través de un formulario que tenemos en nuestro blog. Una exigencia de este formato es que no puede ser una persona sola, tienen que ser al menos dos personas quienes lo pidan, pensando en que muchas veces una persona por sí misma no se anima a probar algo, pero si un amigo suyo va, entonces da el pasito. El éxito de esta actividad ha sido mucho más modesto, pero creemos que es un valor a mantener.

Como decía esto son solamente ejemplos de las cosas que hacemos a pequeño nivel en una asociación regional con muy pocos miembros y recursos. ¿Acaso no es posible imaginar algo que pueda tener un impacto diferente y que complemente las acciones de los clubes de todo el país?

El asociacionismo como respuesta
Para muchos de vosotros el recuerdo de la asociación nacional de jugadores de rol "Homo Ludens" estará todavía caliente, pero lo que vengo a proponer a continuación es diferente. Hace años, la asociación "Homo Ludens" servía como una defensa frente a la Sociedad, en parte debido a los constantes rumores infundados sobre la implicación de los "macabros juegos de rol" en todo aquello que era raro o pintoresco. Hoy en día la situación, aunque no haya cambiado radicalmente, sí ha mejorado y son muchos los trabajadores de medios de comunicación que han contribuído a hablar de las bondades de los juegos de rol. En ese sentido permitidme recomendaros este audio como ejemplo.

Pero como decía, la idea que tengo es otra. Creo que lo que nos vendría bien ahora mismo es incrementar la difusión de los juegos de rol lo máximo posible. En la Red muchas veces se ha hablado de ello y se ha dicho que las editoriales no lo hacen porque no pueden o porque no están por la labor. Bueno, tanto da, pero el caso es que ocurre. ¿Qué podemos hacer al respecto?

Mi propuesta pasa por la creación de una asociación cultural, de ámbito de actuación nacional, dedicada a la difusión de los juegos de rol, como tantos clubes que hay en nuestro país. Pero que su objetivo no fuera defender a los juegos de rol en los medios o que la gente que ya es rolera juegue, sino crear nueva afición. No apostaría por una Federación de Asociaciones, porque seguramente sería introducir una mayor burocracia (y lentitud) a algo que necesita ser ágil y dinámico. Una Federación Nacional de Asociaciones y Clubes de Rol suena estupendo… pero ésa es otra batalla y debe ser librada en otros contextos. A mí me interesa que “más gente juegue a lo que yo juego”.

Ya, pero, ¿De qué forma? preguntaréis.

Lo que yo haría es diseñar, escribir, ilustrar y publicar juegos de rol pensados para ese público que no conoce nuestra afición, lucharía por conseguir medios económicos, sea mediante cuota, subvenciones u otro método de obtención de dinero. El dinero lo utilizaría para publicar esos juegos en papel, vendiéndolos a precio de coste, publicándolos gratuitamente en la Red y, además, regalando todos los ejemplares que pudiera a sitios estratégicos: bibliotecas, ludotecas, clubes de rol de toda España, e incluso recurriendo a métodos de distribución alternativas como librerías de entidades sociales y bookcrossing. Serían juegos autoconclusivos, con su aventura de iniciación, utilizarían dados de seis, tendrían unas buenas introducciones a la afición... Es algo parecido a lo que hacen asociaciones de otro tipo, recuerdo por ejemplo una asociación de discapacitados de Murcia que editó un manual sobre calidad en ONGs que enviaba gratuitamente a todo el que se lo pedía, fueran otras asociaciones, particulares interesados por el tema o bibliotecas de Universidades. También son conocidos los ejemplos de asociaciones que editan libros que no tienen salida en el circuito convencional por ser poco comerciales, o por interesar a un público muy reducido.

La razón de utilizar una asociación es que es una forma reconocida, que puede acceder a recursos que los particulares no (p.ej. subvenciones, ayudas, etc.) y que tiene la entidad jurídica suficiente para producir ese material. Además, podría dar pie a la creación de una página web donde se mostrarse información verdaderamente básica sobre los juegos de rol. Por ejemplo, no pondría un listado de los cientos de juegos de rol gratuitos que hay en la Red, sino que seleccionaría aquéllos que son más adecuados para iniciarse (como Mazes & Minotaurs), hablaría con sus autores y los pondría para descarga. También enlazaría otra información de interés como el monográfico de la revista "Teoría de la Educación" o el mapa de tiendas de rol.

Creo, además, que algo así podría contar con participaciones de excepción, tanto de personas de la blogosfera que han mostrado un excelente talento como divulgadores como de autores del medio (que levante la mano el que piense que no se podría liar a Ricard Ibáñez para que escribiera aunque fuera un prólogo). Juegos pensados no para jugar nosotros, sino para regalar a nuestros hermanos pequeños, para pasárselos a esa compañera de trabajo que nos preguntan qué son los juegos de rol, y para mostrárselo como ejemplo al periodista que viene a hacernos un reportaje.

Obviamente la creación de esos juegos solamente sería la punta del Iceberg de lo que puede hacer una asociación así si sale adelante: promover estudios sobre los jugadores de rol, ayudar a hacer jornadas de iniciación, o incluso elaborar ese material para docentes al que me he referido anteriormente. Lo que se quiera. Tal y como me dijo Terrax hace poco, “ya no nos extraña ver que haya Premios Nacionales del Cómic, pero estaríamos flipando si saliese un permio al mejor juego de rol del año”. Sé que no son aficiones ni historias comparables, pero el mundillo del cómic también empezó fuertemente ligado al asociacionismo, y ha ido “infiltrándose” poco a poco en la cultura general, de forma que no nos extraña ver que a escritores de algunos blogs de cómics los inviten a conferencias, tertulias de radio, etc. ara hablar de su afición (pienso en casos como “La Cárcel de Papel” o “Universo Marvel”).

Lógicamente, esta propuesta no es la panacea, y de realizarse no convertiría a nuestra afición en algo mayoritario de la noche a la mañana. Pero nos ayudaría a crecer como afición, y con el crecimiento llega el cambio, la innovación y el avance, aunque sea hacia direcciones que jamás se nos habrían ocurrido anteriormente. Es posible pensar que al apoyarnos en el asociacionismo caemos en el riesgo de la endogamia, como se ha dicho muchas veces de las jornadas de rol, pero yo creo que es cuestión de enfoque. Si tu asociación se abre a otras asociaciones y entidades (p.ej. ONGs de acción social, Colegios Profesionales, etc.) tiene más opciones de llegar a “público nuevo” que si se dedica a moverse exclusivamente entre asociaciones de roleros.

¿Por qué no lo hace una editorial?
Este tema ha sido objeto de debate desde hace mucho tiempo, y como apunté un poco más arriba hasta el momento se ha visto que las editoriales o bien no pueden, o no quieren (o ambas). En cualquier caso, la experiencia nos ha demostrado que las editoriales convencionales de juegos de rol no lo están haciendo, así que tendrán que hacerlo otros. Permitidme apuntar algunas razones, aunque seguramente este tema daría para un post por sí mismo, pero en este momento me parece una cuestión accesoria.

Podríais pensar... ¿Pero por qué una asociación cuando puede hacerlo un auto-editor o una microeditorial como se dice ahora? Pues porque éstas dependen de unas pocas personas, personas que cuando se agoten o pierdan el poco tiempo del que disponen (que ocurrirá) tendrán que dejarlo, y el proyecto es muy probable que muera con ellos. En cambio, una asociación bien planteada tiene el potencial de sobrevivir a sus miembros.

Además, eliminar el ánimo de lucro de la ecuación ayuda a ajustar los costes, algo que las editoriales, por pequeñas que sean, muchas veces no pueden permitirse. Junto a ello, a las asociaciones se le abren puertas que para las empresas están cerradas (p.ej. el uso de ciertos recursos públicos, que para las empresas son de pago).

Por último, pero no por ello menos importante, a veces las microeditoriales se plantean desde un punto de vista "casero", y muchas veces ni están dadas de alta como editorial (o autónomo, si es el caso) ni asumen los costes de su actividad económica. Las asociaciones sí pueden trabajar desde la legalidad sin incurrir en costes que les hagan tener que cesar su actividad.

¿Cómo conseguirlo?
Estoy seguro de que mi propuesta no es nueva, y que seguro que a más de uno y de dos de vosotros ya se le ha ocurrido algo parecido (de hecho, en este sentido podéis leer la entrada “Una afición fragmentada” de la Frikoteca). Así pues, creo que el valor añadido que puedo aportar es sugerir cómo lo haría yo si pusiera algo así en marcha. Concretamente, haría lo siguiente:
  • Como ya he mencionado, optaría por una forma legal y reconocible, concretamente por la asociación cultural en lugar de asociación juvenil, fundación o federación de asociaciones. La composición de una asociación cultural es lo bastante flexible como para que pueda hacer todo lo que se proponga, y puede tener ámbito de actuación nacional con tan sólo ponerlo en sus estatutos.
  • A propósito de los estatutos, yo haría unos sencillos, pero en los que quedara bien claro la misión, visión y valores de la asociación. Lo sencillo no está reñido con la utilidad y la capacidad para guiar la actuación que deben tener unos estatutos. Sin duda redactar algo así requeriría tiempo, esfuerzo y, sobretodo, ganas de entenderse entre los que creasen la asociación, porque si no se llega a una visión compartida antes de dar el primer paso difícilmente se conseguirá el objetivo.
  • Dejaría que los hechos hablasen por mí en lugar de empezar a llamar a mil puertas. Sé que esto tiene más con mi forma de hacer las cosas que con una decisión lógica y racional, pero todos estamos hartos de ver iniciativas que arrancar fuerte y rápidamente se enfrían hasta desaparecer en la nada. Internet está llena de cosas como esas. Para evitarlo, yo primero partiría de un grupo de personas dispuestas a dar el callo en esta fase inicial (redacción de estatutos, poner dinero para crear la asociación, crear la página web, etc.) y trabajaría en el primer proyecto (p.ej. un juego de iniciación de temática medieval fantástica).
  • A lo largo del proceso abriría la puerta a quién quisiese unirse, incluyendo a cualquier aficionado, sea miembro de otra asociación, parte de una editorial, dependiente de una tienda especializada o un tipo que se junta para dirigir una partida a sus amigos una vez cada tres meses. En este sentido existen muchos mecanismos para que todo el mundo pueda participar en la medida de sus posibilidades, desde sencillamente siendo parte del “mecanismo” hasta participar en los procesos de decisión, las actuaciones, etc.
  • En todo momento trataría de huir de debates estériles sobre los juegos convencionales vs. indie, si la publicación en digital es mejor o peor que la convencional, etc. Pensaría en qué es lo que necesita el público al que queremos llegar (gente que no ha jugado a rol, pero que podría gustarle), qué podemos darle, y me centraría en conseguir eso.
  • Promovería la realización de informes sobre el estado de la afición, de manera sistemática y a ser posible periódica (p.ej. anual). Para esto contar con la colaboración de asociaciones podría ser de gran utilidad.
  • En un primer momento me abstendría de editoriales, tiendas y demás. Como ya he mencionado, no llamaría a puertas antes de tener algo que ofrecer. Eso no quiere decir que si alguien se interesa por la iniciativa le fuera a decir que no es de su incumbencia (¡todo lo contrario!) pero sí que no iría a molestar a la gente a venderle humo.
  • Intentaría que la asociación contase con el potencial para sobrevivir a sus creadores, un verdadero reto. Creo que la clave está en, como mencionaba inicialmente, tener unos estatutos claros, llevar una política transparente, y no asociar cargos con personas (es decir “sin Menganito no podemos hacer nada que es nuestro Presidente”). Ahí está la clave para la supervivencia a lo largo del tiempo.
  • Y tendría en cuenta lo que han dicho otras personas, por ejemplo Calaboso en su ya célebre "El cascabel del gato".

Finalmente...
Quiero dejarlo claro: esta entrada no es el anuncio de la creación de una asociación como esa. Tampoco quiero decir que yo me vaya a poner a hacer algo como esto (Sería condenar la idea desde el comienzo). Sólo es una propuesta, un guante que lanzo a ver si alguien quiere recogerlo. Pero como creo que no se debe "enmarronar" a la gente sin ser consecuente, quiero decir públicamente que si alguien ve interesante esta idea y quiere sacarla adelante, ya cuenta con un socio para esa asociación, y que si lo estima oportuno me encantará colaborar definiendo objetivos, en la creación de esos juegos o en lo que se estime oportuno. Y creo que como yo habría más gente por aquí. Hay mucho talento entre los aficionados que pululamos la blogosfera, y darle salida de esta forma sería una bonita forma de devolver un poquito del placer que nos ha dado esta afición.

Entonces, ¿Quién se pone a ello?
Alguien se preguntaba hace tiempo… ¿Quién le pone el cascabel al gato? En vista de la situación actual yo creo que la respuesta es nosotros, los jugadores. Y para mí la forma de trabajar juntos es mediante una asociación.

La verdad, cualquiera con suficientes ganas y tiempo como para mover este asunto. Hay quién dice que sería importante contar con gente que tuviera un poco de repercusión, aunque fuera en la blogosfera. Yo creo que eso ayuda, pero tampoco es necesario si se cuenta con arrestos suficientes. Después de todo, gran parte de los blogs y autores que ahora son bien conocidos por todos vosotros comenzaron con un pequeño paso. Si este asunto te ha interesado, pero no tienes un blog o similar, pero tienes ganas de meterte en un asunto así, crees que puedes ser capaz de poner de acuerdo a mucha gente, puedes permitirte perder algo de dineroy haciendo llamadas, y estás dispuesto a meter horas que jamás recuperarás, entonces tal vez seas la persona adecuada. Y si te pones a ello, no dejes de escribirme si crees que puede venirte bien mi ayuda. Suerte.

Si habéis llegado hasta este punto de la lectura, gracias. Probablemente esta entrada se sale un poco del objetivo de este blog, pero es una reflexión que llevo tiempo haciendo y que quería compartir con todos vosotros. Ahí os dejo el debate abierto.

No quiero despedirme sin agradecer a Balan, Beliagal, Carlos de la Cruz, Erekíbeon, Killy de “Los Navegantes de las Brurmas”, Mario Grande, Sergio de “Tierras de Fantasía” y Terrax el Maestro sus aportaciones que han servido para revisar y clarificar algunas de las partes de esta entrada.

Actualización: aprovecho para añadir el hilo de conversación que se ha formado en Google+ en el que encontraréis otras opiniones interesantes.

29 comentarios:

Athal Bert dijo...

Una interesante propuesta, yo también me haría socio y colaboraría en todo lo que pudiera. Pero para que una cosa así funcione creo que es fundamental que al menos en un principio empezara con un núcleo de gente cercana. Hay tareas que se pueden hacer a distancia, pero otras no, y cargar de faena a una persona no es la mejor idea de empezar por lo mismo que has dicho.

Tierras de Fantasía dijo...

Agradecimientos a tí, Pedro, que creo has podido dar con la clave para el inicio de algo que finalmente una "posible" y "grande".

Mentiría si comentase que no he pensado esto antes, imagino que como muchos presidentes o miembros directivos de entidades relacionadas con el mundo del rol. Nuestra asociación, que presido, al igual que "Odisea Astur", busca desde sus posibilidades mínimas enganchar y mostrar los juegos de rol al mayor cómputo de aficionados posibles. Pienso que es una de las directrices básicas de muchas de las asociaciones juveniles que salen en estos momentos, y que no buscan tanto el mantenimiento como la "proyección y captación", más si cabe en nuestra entidad, en la que nuestra edad abarca de los 20 a los 24 años.

Sin embargo, una entidad con una proyección de carácter provincial no tiene una fuerza sistemática fuera de estos límites. He tenido siempre entre mis mayores intereses promover el rol, y promover es difundir. Me siento con una responsabilidad personal: encontrar a nuevos jugadores y mostrarles lo qué hacemos, y sobretodo, lo qué no hacemos; lo qué somos y lo qué no somos. Los videojuegos siguen abriendo mundos parejos al nuestro, pero se quedan ahí. Y eso podemos intentar corregirlo como una minoría activa.

Yo no he escrito ningún juego de rol. No llevo ni una decena de años en este mundillo. No tengo "contactos" o capacidad de aglutinar a gente importante del rol patrio. Solo tengo a mi disposición mis conocimientos jurídicos sobre asociaciones y demás, y unas ganas tremendas de que esto salga adelante. Pero soy una persona. Y me gustaría, si tuviese la oportunidad, de darle forma a lo que Pedro nos propone. Como una realidad. Como algo tangible. Yo estoy dispuesto a ayudar de la mejor manera posible. Y creo que puedo dar mucho. Pero no solo.

Por eso, solo me queda animaros. Porque es esta una vía excelente para generar lo que todos (editoriales, jugadores, autores...) queremos, y es que los juegos de rol sigan su camino, aquel que merecen como lo que son: una diversión fantástica, sana y que solo encuentra virtudes.

JMPR dijo...

Respecto a la redacción de los documentos legales, hace relativamente poco que participé en una asociación (que surgió como una llamarada para apagarse inmediatamente en la apatía de un grupo que se movía menos que Don Pimpón en una cama de velcro) y me tienes a tu completa disposición en la redacción de Estatutos, Reglamento Interno. También puedo colaborar con alguna información (http://outcastedproject.blogspot.com/2011/04/rolterapia.html)y con desarrollo de juegos o aventuras temáticas.

asmeil dijo...

Alguien tenía que dar el paso adelante.. contad conmigo en lo que sea.. trabajo en un casal de jovenes y tenog experiencia ayudando a entidades en cuanto a gestión y organización... a parte de poder colaborar como freak variado. ¿buscamos gente y creamos aglo?

Killy dijo...

Ante todo, gran entrada maese Pedro, ya que preocuparse como aficionado al nivel de hacer un análisis de las posibilidades de mejora y expansión de una afición a este nivel proclama el amor por dicha afición, y esto es importante.

Por otro lado, me gustaría dejar mi humilde opinión, que para eso tengo boca (y manos en este caso).

El concepto de una asociación a éste nivel sería una gozada como recurso para cualquier aficionado que quiera aprovechar su capacidad e impacto a la hora de conseguir recursos en la divulgación del rol, como pueden ser ejemplos que has puesto tales como material para ofrecer a nuevo público o recursos comunicativos que a nivel individual son imposibles.

Pero por otra parte, personalmente, creo que el crecimiento de la afición no pasa por el clásico asociacionismo, sino por la normalización. El asociacionismo tiene un grave problema, y es que únicamente puede ofrecerle cosas a la gente que no tiene problemas en moverse para conseguirlas. Me explico, el individuo objetivo debe moverse y/o participar en eventos públicos en lugares específicos. Este estereotipo es concreto, no generalista.

La normalización es algo que en el fondo parece que le cuesta asumir al rolero por mucho que se la plantee, ya que dentro del minimalismo reside cierto elitismo que mucha gente prefiere no abandonar. El hablar con "profanos" de tu afición, incluir el rol en tu estilo de vida, ofrecer posibilidades de probarlo a gente cercana o conocida en formatos cercanos a temáticas mayoritariamente aceptadas son cosas que hacen mucho más por la afición que unas jornadas abiertas por y para roleros.

¿Por qué siempre que se piensa en iniciar a alguien se habla de temáticas medieval-fantásticas o ciencia ficción? ¿Por qué siempre que se habla de gente nueva en la afición se piensa en adolescentes? Creo que es un problema de normalización, ya que nadie se plantea montarle una partida de rol a un compañero de trabajo sobre aficionado a la fórmula 1, por ejemplo, sobre un piloto frente a una carrera importante. O a unos amigos o familiares, yo que narices se, del estilo "Aquí no hay quien viva" o "El Barco"...

Una asociación nacional podría ayudar a publicitar o dar soporte a la gente que quera moverse, pero si no salimos del armario, y no en plan "locazas" del rollo soy-super-friki-y-hablo-élfico-con-mis-amigos, jamás conseguiremos una expansión cuantificable.

Bueno, de todos modos, genial aportación, tal como he dicho al principo, y una gozada que se mueva el interés.

Un saludo!

Awakedreamer dijo...

Brillantísima entrada del siempre elocuente Pedro ;).

Lo cierto es que la primera vez que Pedro me habló del tema, me costaba visualizar cuál sería la finalidad concreta de este tipo de asociación, pero creo que ha puesto un ejemplo magnífico con el ejemplo de la edición y distribución de juegos casuales y accesibles.

Con todo, para poder justificar la existencia de una asociación nacional, harían falta más actividades, al fin y al cabo, ya hay en España gente que se está dedicando a escribir juegos ligeros. La cuestión, para mí está en: ¿dónde se distribuirían? ¿quién los dirigiría? ¿a quién?

Un colectivo local (como la asociación murciana que comenta Pedro J.) bien podría montar un tinglado semejante y luego moverse un poco para tener algo de distribución nacional vía jornadas. Entonces, ¿dónde puede estar el valor añadido en tener socios por todo el país?

Personalmente creo que en la posibilidad de tener equipos de "demostración" que se encarguen de mover esta clase de actividades: en librerías afines (que no frikis), en salones del manga, etc.

Aunque Killy señala muy inteligentemente que el límite tampoco está en los adolescentes, con lo cual la asociación podría ofrecer también materiales didácticos para docentes, ponentes que fueran a dar charlas en jornadas de otro tipo, etc.

Bester dijo...

me parece una idea estupenda y como dices puede que sea una de las únicas maneras de darle más visibilidad al rol...

si alguien se decide a hacerlo sin duda contará conmigo como socio..

saludos y enhorabuena por poner en letra y tan cláramente las ideas que a muchos nos rondaban por la cabeza

- A.J. El Cuarto Oscuro. La Sociedad Oculta dijo...

¡¡Por fin!!

Una entrada magnífica... aunque su magnificencia no radica en el contenido, sino en quien expone ese contenido.

Todos los que estamos en el mundo asociativo hemos pensado esto tarde o temprano, pero lo realmente necesario era que alguien con capacidad de mover a la gente (y Pedro J. es una de esas personas) fuese quien entonase el grito de batalla.

En caso de que se pretenda organizar algo serio a raíz de este artículo, podéis contar con nuestra asociación para lo que podamos aportar.

Saludos111€

Transmetropolitan dijo...

También apoyaría la iniciativa. Pero hay que tener en cuento que los roleros... bueno, muchos son un poco especiales... podrían suicidarse tirándose desde lo alto de su ego xD

Hay que tener en cuenta que esto es más grande que las personas que lo componen, y quien se meta en esto debe tenerlo claro.

Mario dijo...

Da gusto ver la cantidad de comentarios y las ganas que se respiran. Si se monta algo, yo me embarco. Como siempre el tema es quien se arropa con las siempre ingratas tareas del lider/coordinador/el-que-pringa, ... yo no veo haciendolo, pero me comprometo a ayudar.

Nebilim dijo...

Si se puede colaborar vía internet, yo me subo al barco. En Pontevedra no hay nada a lo que pueda apuntarme... y aquí el transporte es un asco...

Erekíbeon dijo...

Otro más que se une a los elogios, y también me apunto a una futura asociación... en la medida de mis posibilidades, claro.

Pero aunque me parece un estupendo plan de a dónde queremos ir a largo plazo, no veo yo a nadie recogiendo el testigo a corto plazo... porque ¿cómo queremos crear algo tan grande si no somos capaces ni siquiera de organizarnos y coordinarnos para hacer pequeñas cosas?

Por ejemplo, ya es difícil ponernos de acuerdo para hacer aunque sea un Carnaval Bloguero en internet, imaginaos cómo será para que nos atrevamos a hacer algo que requiera presencia en el mundo real. Y tal vez deberíamos empezar por ahí, con pequeños pasitos que vayan afianzando nuestras ganas de hacer cosas juntos. Un día hacernos fotos todos leyendo un libro rolero en un lugar público. Otro fin de semana reunirse con blogueros de tu localidad para jugar en un parque, cosas así, pequeñitas, que no requieran aún mucho esfuerzo pero que vayan construyendo una relación más allá de la virtual. Porque creo que es muy importante para confiar en alguien el conocerle en el mundo real. Y esa confianza es la clave.

Así que me uno a la convocatoria que hace JMPR en su blog, empecemos por hacer pequeñas cosas. ¿Qué os parece un "Tsunami Rolero" de fotos leyendo rol en lugares públicos para... digamos... el sábado que viene?

Aras Tremandur dijo...

Es una entrada amplia y clara, es decir, que propone un problema da una visión del mismo y posibles soluciones. Algo de agradecer. Yo me podría comprometer con el proyecto posteriormente... pero no iniciarlo, ¿y por qué? a parte de cosas que tengo entre manos, porque tengo un interés fuerte por crear una asociación cultural con la idea de aunar rol, lectura y ocio. Llevo mucho tiempo detrás de la idea y hablando con gente afín... pero ahí ando.
Así que mi apoyo a la idea :)

Teórico del Rol dijo...

Transmetropolitan ha dado en un clavo importantísimo. Hace unos años ayudé a fundar una Asociación que acabó siendo una "Ascociación" por méritos propios. Un grupo queríamos un ambiente aperturista, encuentros abiertos y de cara al público, pero al final se impusieron aquéllos que querían montarlo en plan logia oculta secreta de frikis, que para eso eran entes superiores. Ojo con éso, que es (junto a la apatía) el cáncer de nuestra afición desde mi punto de vista.

Sekolah dijo...

Siceramente, gran articulo, jeje, algo extenso, pero a mi personalmente me costaria trabajo resumirlo, pues estoy bastante de acuerdo con lo narrado. Nosotros desde Córdoba precisamente estamos ahora mismo comenzando a formar una asociación con objetivos y muy cercanos a lo expuesto en este articulo. Pronto daremos el salto para darnos a conocer, ya va quedando menos para arrancar, y el leer articulos como el tuyo nos hace ver que no estamos solos.

Bester dijo...

@erekíbeon: estoy con Pedro en que puede ser el momento de un paso grande como el que comenta...

no creo que sean necesarios más pasos pequeños...pero es una opinión personal..

respecto al carnaval ...habrás leído lo que opino..el tema es ponerse y hacerlo..:P vas a ver como si lo hace uno el resto le sigue...

en cuanto a la asociación el problema, creo , es encontrar a quien pueda dedicarse a un tema así , hoy por hoy...lo veo complicado...

pd: respecto a las fotos leyendo rol...prefiero mantener mi personalidad secreta oculta de momento..;P (

Tron dijo...

Genial post!

Yo también le he dado vueltas al tema y tengo algún "cartucho" guardado por si esto empieza a rular.

Lo que comenta Killy lo veo muy preciso, concretamente esto: "¿Por qué siempre que se piensa en iniciar a alguien se habla de temáticas medieval-fantásticas o ciencia ficción? ¿Por qué siempre que se habla de gente nueva en la afición se piensa en adolescentes? Creo que es un problema de normalización, ya que nadie se plantea montarle una partida de rol a un compañero de trabajo sobre aficionado a la fórmula 1, por ejemplo, sobre un piloto frente a una carrera importante. O a unos amigos o familiares, yo que narices se, del estilo "Aquí no hay quien viva" o "El Barco"... "

No se mira a los "niños más pequeños", con los que funcionaría un "rol en vivo" muy sencillo. Y no se mira a "los padres" con los que... ¿por qué no? funcionarían, intuyo, partidas en plan "Se ha escrito un crimen". Imaginaos a vuestros viejos en una mesa con otros amigos y vosotros dirigiendoles una partidita, jajajaja...

Sin embargo, el asunto de las editoriales sí me resulta importante. Quiero decir, no es "de menor importancia" si resulta que ampliamos la cantidad de "cosumidores de rol" -de lo que sí se beneficiarían las editoriales- y no hay "ayuda o participación" por parte de las mismas. Que sucediera algo así se me antoja injusto.

El gran problema, como ha apuntado Pedro, es el tiempo del que se dispone.

En fin, a ver qué va saliendo de todo esto...

MIKO-LYNN dijo...

Genial!
Ya hace días que lo tenía en "posts importantes para leer con calma" y por suerte hoy el jefe me ha dado un poco de cancha... ;)
Bueno, a lo del post en sí:
Me parece una idea estupenda, yo y seguro que mucha más gente estará encantada de participar en la medida de nuestras posibilidades. Claro, que si se hiciera esta "asociación nacional" tendría que haber una o dos personas "de referencia" para temas de coordinación. Lo que incidiría en lo que ya comentas en el post sobre sobrevivir a los miembros.

Si que me parece muy buena idea esto de ir empezando poco a poco, haciendo acciones concretas y si vemos que realmente hay ganas y hay un núcleo, por pequeño que sea, de personas con ganas y un mínimo de tiempo, mirar la fundación de la Asociación en sí. Que si empezamos liándonos la manta a la cabeza por lo grande, puede pasar que la asociación muera por falta de cohesión entre sus miembros.

Tal vez una cosa sencilla como lo que comentó alguien de lo de las fotos leyendo o jugando a rol sea un buen inicio, como mínimo pa echarse unas risas... ;)
Bueno, aquí lo dejo de momento, seguiremos al tanto!
Salu2!

Plunder dijo...

Creo que la intención es buena, pero creo que el paso de crear una asociación no es el primero que debería darse. En mi opinión, antes deberían llevarse a cabo pequeñas actuaciones para comprobar que realmente hay gente comprometida con el proyecto. Si así fuera, entonces sería el momento de fundar la asociación.

Siento ser el aguafiestas. os aseguro que a mí me encanta la idea de formar parte de un grupo dispuesto a difundir el rol, pero creo que antes deberíamos hacer la prueba. Celebrar eventos simultáneos en varios sitios de España, por ejemplo, puede ser uno de esos primeros pasos.

El que un grupo adquiera una identidad jurídica puede ayudar a abrir muchas puertas, es cierto. Pero creo que antes debería comprobarse que hay gente con ganas, tiempo y valor para llamar a esas puertas. Si no, ¿para qué?

MECT dijo...

Esta es una entrada visionaria, y como tal se necesitan Visionarios puros y duros.

Y al igual que los descubrimientos científicos simultáneos en diferentes partes del mundo, no cabe la menor duda que hay varias personas trabajando en los mismos temas en países/regiones diferentes. Falta ver si por medios distintos se puede llegar a lo mismo: ser más.

Das en el clavo cuando dices que: "... dedicada a la difusión de los juegos de rol... [y] publicar juegos de rol pensados para ese público que no conoce nuestra afición." Difundirlos es defenderlos.

Pero, no me queda claro cómo es que si los No-Jugadores es el Océano Azul el primer juego de iniciación por ejemplo sería uno de temática medieval fantástica, y más cuando mencionas que hay que "...explorar otros terrenos que apenas han sido tratados por los juegos de rol hasta el momento."

Para mí, los JdR de esta época no están lo suficientemente maduros para modelar una iniciativa de esas proporciones. Así que, primero hay desarrollar los instrumentos roleros necesarios, no pensando en los JdR sino en los no-jugadores, para luego formular dicha iniciativa alrededor de lo que M. Pondsmith llamaba hace más de 20 años JdR de 4ª Generación.

Para atraer al publico no-rolero hay que ser mainstream, y para ser mainstream, hay que rediseñar el hobby (o por lo menos una gran parte de el). Incluso hay quienes dicen que hay que empezar por cambiarle el nombre...


No vivo en España, pero espero (dejar la procastinación y el perfeccionismo) y prontamente poder escribir otra propuesta en la que desarrolle a profundidad los conceptos claves y cómo una editorial en sinergia con los jugadores, y los fondos suficientes, si puede lograr lo que otras no han querido o no han podido hacer.

Con respeto y admiración,

M.

WKR dijo...

Creo que dejas de valorar o comentar el problema de fondo. Y es que muchos de los que no están localizables pasan de asociarse y hacer otra cosa que no sea echar su partidita en su casa o instituto. Quiero decir con esto que si la afición no crece, en parte es porque a muchos les da igual que crezca o no. Y también es respetable. No se puede pedir compromiso a alguien que solo quiere jugar. Lo que propones yo lo veo como una utopía, por desgracia irrealizable.

Athal Bert dijo...

Lo de cambiarle el nombre no és una tontería, és una cuestión básica de marketing. Hoy en día juego de rol es una mala marca, y no reconocerlo es de necios. Por otro lado lo de investigar que se ha hecho en otros países también vale la pena, no hace falta que demos palos de ciego cuando se puede aprovechar los PX de otra gente. Y para mi lo que está claro es que una iniciativa de este calibre debe partir de un núcleo de población grande, porque aunque muchos de aquí podamos Sr activos en Internet esto va a necesitar presencia. Y lo más difícil será el traspaso del testigo como siempre.

Kelzhar dijo...

Como bien dices, hay gente pensando en lo mismo! Xd

Genial el post y si os sirve de algo me ofrezco humildemente para ayudar en todo lo que este en mi mano si la idea finalmente se lleva a cabo.

De momento ya he conseguido q algunos compañeros y profesores de magisterio de mi universidad dejen de ver el rol como lo veían gracias a pequeñas conferencias que me permitirán seguir realizando xd

Por cierto, soy Marc, coautor de Zhenoghaia.

Duss dijo...

Por lo que puedo leer hay mucha gente que se suma al proyecto inicial pero, desde mi punto de vista, hay que sentar unas bases muy claras para que esto funcione:
1. El objetivo principal (como reza el post) es difundir el rol. Sé que hay muchos roleros encerrados en sus batcuevas que por nada del mundo harían partida o jugarían con gente ajena a su grupo, etc. Bien, está claro que esto no es para ellos. Por otro lado, hay muchos otros que sí "disfrutan(mos)" divulgando las bondades de nuestro hobby, sea haciendo partidas, creando juegos o simplemente en el día a día intentando explicar "qué es un juego de rol". Ese es el target que se busca.
2. ¿Cómo? La asociación no solamente es un trámite legal, sino un símbolo, un emblema, que puede dar soporte a multitud de campañas y, a largo plazo, convertirse en un punto de información, de conexión entre los "ajenos" y el "mundo friki" (aquí hay muuuucho curro).
3. ¿A quién va dirigido? Cuando se apunta a jóvenes se entiende que es un colectivo más afín a descubrir nuevos hobbys y con más tiempo para disfrutarlos, no implica que no se puedan preparar partidas para amigos del curro o "para padres" (por ejemplo) pero éstos disponen de menos tiempo libre y el poco que tienen lo emplean en hobbys que previamente conocen (generalizando mucho, claro).
4. Tipos de juegos: dependerá de los jugadores. A los jóvenes tienes que darles algo que no implique mucho tiempo de concentración / explicación y se pueda jugar / interactuar rápidamente. Los juegos tipo medieval fantástico o ciencia-ficción ¡funcionan!, pensad que son gente con las hormonas ¡a tope!, sufriendo cambios físicos brutales... necesitan juegos de mucho movimiento (rapidez, acción)y con la filosofía clarita (el bien - el mal), que no están ellos para comerse el coco (bastante tienen en su día a día). En mi opinión, por eso funcionan. Evidentemente se pueden explorar otras posibilidades.
5. Compromiso. Cada uno dentro de sus posibilidades (y las que nos brinda internet ¡son enormes!).
Por mi parte me animo a formar parte de un proyecto así.
Pd. Perdón por el tocho, pero no tengo blog.

Haco dijo...

¿Donde hay que firmar para ser miembro? Yo también estoy dispuesto a ayudar en lo que pueda, he sido profesor de instituto durante 6 años y si quereis pensar en actividades para llevar el rol a las aulas puedo intentar ayudar ahí y en lo de hacer demostraciones que creo que es la única manera, utilizando un marketing sencillo de colgar carteles preguntando a la gente: Quieres ser un mago como (Harry Potter o Gandalf) pues ven tal día a la biblioteca del pueblo/barrio, etc o a la asociación, o un guerrero como McMardigan, Conan, los Stark los Lannister, etc
Creo que esa es la forma, yo tb dirijo una asociación de nueva creación y nos está costando mucho que la gente participe, tan sólo un núcleo duro de unos pocos lo hacemos y con eso no conseguimos que más genet juegue a rol...
Pero lo dicho cuando se monte, contad conmigo!!

ojo al dado dijo...

Hola, he estado leyendo el mensaje de Pedro y algunos de los que ha ido dejando el personal. Voy a daros mi opinión: la idea de Pedro me parece muy buena. Crear una asociación para promover los juegos de rol a nivel nacional (creo que en resumen es eso lo que he entendido). Por mi parte estoy dispuesto a colaborar e iniciar el proyecto si me dáis un par de meses. Puedo correr en principio con los gastos de crear esa asociación, colaborar en la creación de los estatutos y lo que sea necesario. Ahora pasando a otra parte de mi discurso, ya le comenté a Pedro hace unas semanas que estoy terminando una obra de teatro sobre La torre de Rudesindus, que una vez terminada se la voy a pasar a varios grupos de teatro juveniles para que la representen (si les gusta) por donde quieran o puedan... En la edad media la iglesia, que era quien tenía el poder realmente, utilizaba las obras de teatro y los dibujos para enseñar al pueblo. Creo que la primera fase de esa expansión de nuestra afición pasaría por enseñar a la gente "que es jugar a rol" y el teatro, los actos educativos, los profesores y demás son pieza fundamental para ello. El otro día sin ir más lejos me puse en contacto con uno de los responsables de la alcaldía de mi barrio para ofrecerme a dar una charla sobre "que son los juegos de rol" (en parte porque busco gente para jugar y soy nuevo en ese barrio) y lo vamos a hacer (aunque todavía me falta autoconvencerme pues nunca he dado ninguna charla jejeje, pero la necesidad hace milagros). Lo que también pienso es que muchos jugadores de rol tendrían que abrirse más al resto de la sociedad. Me explico: hace un año dejé un club de rol de mi ciudad en el que todavía se miraba mal a la prensa por aquellos temas de los crímenes del rol, y además la mayor parte de las personas que pertenecían a este club vivían cerradas herméticamente a sus aficiones, amigos, lecturas... con deciros que no conocían apenas nada de cine o literatura que no fuese de fantasía o ciencia ficción... Quiero decir que el esfuerzo no solo vendrá de la sociedad para que esto salga adelante, sino también de muchos roleros que viven ajenos y apartados de esta sociedad.

Bulldozzzer dijo...

Me parece una de las coasas más consecuentes e interesnates que he leído en mucho tiempo, y conste que no lo digo porque hace mucho que no leo nada XD

Galaxy master dijo...

En Colombia tenemos la Alianza Midgaard. Hemos hecho esa labor por 4 años y el blog asociado a este comentario es parte de los frutos. Podemos compartir experiencias si gustan. Eso si, dejenme decirles que a nosotros nos ha sido difícil porque en Colombia no es tan difundido como en la madre patria, a parte que los mismos egos de siempre llegan a meterle palos a la rueda pero vale la pena, pues esos son minoría y la gran mayoría ama el rol por encima de su ego. Estamos en contacto permanente con los Dragones del Sur (ROl Peru) Calabozo Criollo (Venezuela) Proyecto RPG y Sociedad Nocturna (Argentina)

Si algo necesitan, cuentan con la Alianza Midgaard de Colombia.

http://www.facebook.com/groups/7229187213/

Pedro J. Ramos dijo...

¡Gracias Galaxy Master! Apunto la referencia y si algo así sale adelante aquí en España os contactaremos para hacer intercambio de experiencias.