“Quiero que mi afición crezca” – Matizaciones y aclaraciones

Hola a todos,

Después de las reacciones a la entrada que publiqué la semana pasada me parecía necesario escribir esta suerte de réplica. Deliberadamente he evitado contestar a los comentarios de la entrada, porque quería que el debate siguiera vivo por sí mismo, y agradezco encarecidamente a todos los que de una forma u otra os habéis hecho eco de ella.

Me ha gustado ver que, como esperaba, hay personas que piensan de manera semejante, y también que otras veis un buen número de peros en ideas como ésta. Para mí eso es bueno, nuestra afición, como tantos otros ámbitos de la vida, necesita diversidad.

Volviendo a lo que nos ocupa, leyendo comentarios aquí y allá he llegado a dos conclusiones. La primera es que a algunos de vosotros os ha despertado interés y queréis reflexionar un poco más sobre esta idea. Vale, hagámoslo. Esta entrada está dedicada para vosotros. Aprovecho para recomendaros una entrada que ha hecho JMRP en su blog donde se debaten algunas cosas que son de sumo interés para esta propuesta.

La segunda es que hay aspectos que me apetece concretar. Mientras escribía la entrada me repetía a mí mismo que me estaba quedando muy larga, y quería evitar que la gente la leyese a la mitad. Eso me hizo tomar ciertos atajos y resúmenes que ahora quiero enmendar.

Ambas conclusiones me han llevado aquí, a escribir unas pinceladas más de esta idea. En el fondo mi intención es tratar de explicar lo máximo posible cómo veo yo la cuestión, para centrar el debate en algo concreto y manejable para todos. Lo que algunos llaman un “modelo mental compartido”. Espero conseguirlo.

No es para todos, pero todos pueden beneficiarse
Algunos comentarios resaltaron que hay un sector de nuestra afición al que ser más se las trae al pairo o, aún más, prefieren ser parte de un colectivo reducido y exclusivo. Me parece bien. También me parece que la gente que opina de esa forma no debería embarcarse en un proyecto de estas características, de igual manera que yo, aunque a veces le doy patadas a un balón o veo un partido, no me hago socio de un equipo de fútbol. Como el ejemplo del fútbol está muy manido os pongo otro: yo juego en una asociación de juegos de rol, pero no creo que todo el que quiera jugar a rol deba hacerlo en una asociación. Creo que las asociaciones deben tener fines un poco más allá del mero disfrute, deben tratar de un paso más por la promoción del hobby.

Creo que a veces nos pasamos mucho tiempo pensando que algo que nos gusta debe ser compartido por todo el mundo, y no es así. Seguro que podéis recordar una película, serie o similar que os gusta a vosotros pero que el resto de vuestro entorno aborrece. Como mencionaba antes, la diversidad no es mala.

Así pues, creo que una asociación como la que describía en el otro post no es para todos los roleros, solamente para los que quieran y puedan hacer un poco más por la afición. Y, llegado el momento de la verdad, no creo que pueda ser un número muy grande. Eso no es bueno ni malo, es un hecho con el que tendremos que lidiar. También creo que haciendo cosas como las que proponía se pueden lograr beneficios para el conjunto de la afición, aunque sean pequeños y para algunos jugadores (los que pasan más tiempo encerrados en sí mismos) imperceptibles.

Medios y fines
Otros comentarios me hicieron pensar qué tal vez había puesto demasiado énfasis en los medios propuestos, hasta el punto de que se confundían con los fines. Siendo más específico: mi propuesta de asociación cultural de ámbito nacional dedicada a publicar.

Propuse que se tratase de una asociación cultural porque creo que para conseguir sus fines, un grupo de personas como éste necesitaría organizarse en torno a una figura jurídica, y la de asociación cultural me parece la más adecuada. Por ejemplo, la Federación que es algo que suena estupendamente, me parece que es un medio menos eficiente para lograr los objetivos: por ejemplo, necesita coordinar a mucha más gente (gente que pertenece a asociaciones) y deja fuera a mucha otra (gente que no está en asociaciones y que tendría que crear o unirse a una para poder participar). Tampoco creo que sea algo que deba tener interés económico, lo cual descarta otras formas de constitución… en definitiva, la que más me “casaba” con mi idea era la de asociación cultural.

Respecto a lo de nacional, y enlazando con el apartado anterior, no es mi pretensión que todo el mundo se una a esta hipotética asociación, ni si quiera que tengan que estar representadas todas las provincias. Sencillamente quiero reflejar que el interés de la asociación es todo el territorio. Al principio de la entrada comentaba que seguramente sean pocas las personas que puedan disponer de voluntad y tiempo para dedicarse a algo como esto, y probablemente estén dispersos por la geografía nacional. Limitar el ámbito de actuación no ayuda.

Por último, enfaticé lo de dedicada a publicar porque es el agujero que veo ahora mismo en nuestra afición. Llevamos años oyéndonos decir que faltan juegos para enseñar a la gente lo que es nuestro hobby, y de hecho no hace falta ir muy lejos para comprobarlo. Visitad algún foro de vuestro agrado y buscad el típico tema de “¿Qué libro me recomendáis para…?”. Mirad esas recomendaciones y veréis que las que son más adecuadas para iniciarse a los juegos de rol son juegos descatalogados, o en otro idioma, o difíciles de conseguir. E, incluso así, probablemente les pondríamos alguna pega. Una asociación como ésta podría dar cabida a ese tipo de opciones, y también otras como manuales pensados específicamente para ser utilizados en contextos educativos, o dirigidos a colectivos no habituales (como se apuntaba en los comentarios de la entrada anterior, ¿Por qué pensar en adolescentes solamente? ¿Por qué las temáticas de siempre? etc.)

Hay muchas otras cosas que podría hacer una asociación como ésta, claro, pero… ¿Es necesario? ¿Necesitamos una asociación que haga unas jornadas de rol? Tenemos muchas. ¿Necesitamos una asociación que haga actividades de ocio alternativo en una ciudad concreta? Hay numerosas asociaciones que ya lo hacen en su territorio de actuación. Pero esta asociación puede hacer de apoyo a esas otras, proporcionándoles materiales, poniendo en contacto unas con otras, o cosas así. Haciendo algo distinto a lo que ya hacen ellas. Y pensando sobre ello llegue a algunas de las ideas que apunté, que seguro que no son las únicas posibles. Pero, sin duda alguna, tendría que ser algo distinto. Eso es clave.

Formas de innovar

Hablar de hacer algo distinto me lleva a la cuestión de la innovación. En algún comentario se destacaba que mencionaba hacer cosas nuevas, pero luego citada el típico ejemplo de fantasía medieval o futurista. Y estoy de acuerdo, hacer otro juego medieval u otro juego futurista no es innovación, pero podemos innovar tanto en los contenidos como en las formas.

Podemos hacer un juego, de la temática que sea, pensado específicamente para gente que no haya jugando nunca, y que tenga un perfil muy concreto. Eso es algo nuevo, aunque el juego sea de fantasía medieval.

Podemos hacer un juego que sea casi una campaña autojugable, pero que permita adentrarse en una temática muy concreta, p.ej. la vida de los mineros en la Industrialización. Eso es innovar en el contenido… y luego si es preciso podemos innovar en la forma.

Podemos innovar recabando información de manera sistemática. En Internet hay estadísticas y sondeos de rol de todo tipo, pero son transversales y no permiten apreciar una evolución en la afición. ¿Por qué no rescatar el esfuerzo hecho por Francisco Cabrero en Utilidades-d20 y continuarlo (por poner un ejemplo)?, ¿Y si hiciéramos una selección de lecturas interesantes para la difusión del rol? ¿Qué tal hacer una encuesta a los aficionados cada año para conocer la evolución de la afición? Aunque solamente se circunscribiera al ámbito de Internet ya sería más de lo que tenemos ahora. En este sentido debo comentar la iniciativa de JMRP, que ayer colgó una propuesta relacionada con el Carrusel Bloguero.

Se ha hablado también de jornadas o conferencias… yo antes me preguntaría qué deseamos lograr (como decía antes, fines, no medios). Por ejemplo, ¿Qué ayudaría mas, juntar a cuatro “gurús” del rol de distintas partes de España y ponerlos a hablar del hobby en una ciudad concreta o preparar un pequeño vídeo explicando correctamente en qué consiste los juegos de rol y las ventajas que ofrece y colgarlo en Youtube? Yo prefiero lo segundo, que además puede ser aprovechado por más gente (p.ej. las asociaciones locales pueden utilizar ese vídeo si lo precisan) y seguramente requiera menos esfuerzo económico.

Objetivos alcanzables
Los ejemplos que he puesto en las dos entradas siempre han perseguido lo mismo: mostrar que son ejemplos de objetivos alcanzables por una asociación formada por gente con muchas ganas y no tanto tiempo como les gustaría. También quiero destacar que en ningún momento he puesto fechas o plazos. Está claro que me gustaría ver algo así en funcionamiento, y que por mí lo vería mañana mismo, pero hay que ser realistas. Por ejemplo, mientras escribo esto estamos a principios de octubre de 2011… ¿Cuesta tanto pensar que en el primer trimestre de 2013 una asociación así pueda haberse fundado, tener una visión compartida y haber liberado en pdf un documento (juego, estudio, lo que decidieran)? A mí me parece un objetivo asumible. No por mucho correr se hará mejor algo así, y tampoco creo que sea positivo restar esfuerzos de otros sitios (las asociaciones deben seguir funcionando, las editoriales publicando, etc.).

Abriendo el debate
Ha llegado el momento de cerrar la entrada, y me temo que no voy a hacer lo que algunos me han sugerido. No voy a encabezar ninguna “llamada a las armas” ni quiero erigirme como un líder paternalista que diga a los demás lo que tienen que hacer. Solamente he utilizado mi blog para lo que está hecho, para dar mi opinión y mi visión sobre las cosas.

Dicho esto, sabéis que tampoco quiero tirar la piedra y esconder la mano, así que si hay gente dispuesta a hablar de este tema con mayor detalle y tratar de sacar algo en claro de todo esto, creo que al menos tengo que ayudar a juntarlos (juntarnos, realmente). Por ello, me he tomado la libertad de crear un pequeño formulario en este enlace que sirve solamente para recoger una información inicial sobre personas interesadas y el grado de esfuerzo que podrían dedicar si algo así sale adelante. Me ofrezco a juntar toda esa información y usarla para que se cree un foro, lista de correo, hilo de Google+ o lo que sea menester para hablar de la cuestión. Tal y como yo lo veo, la idea sería coger a todos los que se ofrezcan a participar con una mayor implicación y que éstos empiecen a trabajar, para ir incorporando a los demás progresivamente si el proyecto lo merece. De esta forma se intenta atenuar el efecto de "mucha gente haciendo poquito" cambiándolo por "poca gente haciendo mucho". En cualquier caso, lo que salga de allí ya será el resultado del esfuerzo colectivo. Por poner una fecha, para el 19 de octubre recopilaré la información recogida hasta el momento a ver qué puede salir de ahí.

En cualquier caso, gracias por leerme y, al menos, tener en consideración esta idea. Dicho esto, y reservándome el derecho de publicar alguna noticia más sobre el tema si fuera preciso, devuelvo este blog a su rutina habitual, la escritura rolera.

7 comentarios:

Bester dijo...

me parece muy interesante como matizas y afinas la propuesta.Lo del formulario me parece una gran idea.

a ver si consigue salir algo tangible en el futuro próximo..

saludos :D

Mario dijo...

Me parece una buena idea y me alegro de que matices y perfiles algunos detalles.

Sigo pensando que la idea de la asociación es buena, pero que el proceso de creación corre el riesgo de ahogar o adormecer la iniciativa. Alguna idea concreta debería desarrollarse en paralelo mientras se gestiona la asociación.

Cheve dijo...

Mi experiencia asociativa me dice que el 99% del trabajo se lo comerán dos o una personas por mucho mogollón de gente dispuesta a colaborar que surja, por lo que cualquier persona dispuesta a colaborar en algo así, debe hacerlo en convencimiento de que estaría dispuesto a hacerlo aunque tenga la impresión de ser el único que da el callo.

Apo dijo...

Grandiosa entrada Pedro, felicidades por ella y por la iniciativa en general.

Me parece realmente interesante, aunque es verdad que el asunto del "asociacionismo" parece algo peliagudo. A mi modo de ver, tampoco sería una asociación al uso sino un grupo de personas concretas (abierto a quien quiera, entiendo), con unos objetivos concretos a desarrollar y que luego colaboraría con las asociaciones de verdad, para promover los pdfs o lo que se terciase.

Quizás lo mejor fuese no encuadrarlo en un grupo concreto (asociación/federación/editorial/...) sino simplemente, un grupo de personas con objetivos definidos.

Respecto al tema del trabajo Cheve, estoy totalmente de acuerdo pero en mi opinión eso se puede arreglar con cierta seriedad por parte de la gente. Esta claro que no todo el mundo que entre a la asociación (o lo que sea) va a dedicarse a escribir manuales, que no sería práctico ni tendría sentido. Hace falta gente que se dedicase únicamente a la coordinación de los demás, gente que se dedicase a hablar con asociaciones, etc... gente dedicada a una pagina web. Vaya como una empresa pero sin cobrar.

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge dijo...

La idea de asociación que ha perfilado Pedro me recuerda mucho a la Asociación Española de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror (AEFCyT).

Ésta precisamente es una asociación cultural de ámbito nacional con el objetivo, establecido en sus estatutos, de promover el género fantástico en nuestro país (sobre todo en forma de literatura).

Una de las actividades, aunque no la única, consiste en la publicación de dos libros anuales de relatos cortos de género fantástico.

Soy miembro desde hace años y, aunque no he estado implicado directamente en su funcionamiento, sé que es complicado llevarla adelante. Pero puede hacerse.

Pedro J. Ramos dijo...

Hola Jorge,

No lo conocía, que interesante referencia, ¡me la apunto! Gracias