El Reino de la Sombra: hacia NSd2.0

Escribo esta entrada animado por la de Carlos de la Cruz y, más concretamente, por su comentario acerca del reglamento de El Reino de la Sombra.

Como seguramente sepáis, El Reino de la Sombra es un juego de fantasía medieval al más puro estilo Tolkien sustentado por el sistema de reglas de NSd20. Aunque seguramente es más célebre por ser el primer libro editado bajo el nuevo modelo editorial de Nosolorol.

El primer producto de la línea


Sin embargo, decir que usa el NSd20 es quedarse corto, porque lo que yo creo que ha hecho es mejorarlo. El sistema NSd20 fue creado por Manuel J. Sueiro, Ignacio López Echeverría y por mí a partir de lo que nos gustaba y no nos gustaba del d20. Aunque la historia completa me la guardaré para un Reflexiones, baste decir que comenzó siendo un proyecto interno para ayudar a la línea de campañas autojugables, pero llegó un punto en que creímos que el público en general estaría interesado por el reglamento. El NSd20 salió y tuvo sus fallos, algunos realmente garrafales (sí, debería haber incluído la tabla de CDs, se nos escapó) y otros que durante las pruebas de juego que hicimos no detectamos, como algunas Dotes demasiado semejantes. Sin embargo, hay otras cosas que se han tachado de defectos del juego y para nosotros son decisiones de diseño que seguimos apoyando, como el uso de la Destreza en el cálculo de la puntuación de Ataque también en los ataques cuerpo a cuerpo.

Nuestro objetivo con NSd20 era disponer de un sistema d20 que nos gustase jugar, y que siviera para diferentes ambientaciones. Hoy, años después, creo que el sistema ha tenido más éxito del que parece, no solamente por las ventas, sino también porque lo veo en las jornadas a las que acudo, en las consultas que me llegan, y en las partidas que juego. De hecho, las últimas veces que gente de mi asociación ha dirigido algo que yo he jugado, ha sido con NSd20... y no es precisamente porque yo esté todo el día a vueltas con el sistema (llevo todo este último año con La Mirada del Centinela y D&D4). También podéis buscar las adaptaciones realizadas de diferentes juegos y ambientaciones que hay por la Red, algunas mías y otras muchas de otra gente.

El padre


Volviendo a El Reino de la Sombra, creo que su sistema de reglas representa la esencia de la licencia OGL. Sus autores han cogido el reglamento base de NSd20 y han desechado y añadido cuanto creían necesario. Y el resultado ha sido un hijo que supera a su padre en muchos aspectos. Los que conozcáis el NSd20 de forma superficial seguramente no veáis grandes cambios, pero los que habéis jugado basta que leáis la Guía del Jugador gratuita para apreciar esos cambios. Voy a destacar los que más me llaman la atención:
  • La clasificación de Dotes en base a la Bonificación y sus efectos en los personajes. Me parece un ejemplo brillante y que aporta desafíos al crear el personaje ("Quiero esta Dote, pero...").
  • La modificación de buena parte de los conjuros. Son menos compatibles con el d20 original, pero funcionan mejor con el NSd20. En la experiencia de juego se nota una mejora.
  • La magia religiosa. Después de llevar un clérigo gigante azul durante muchas sesiones me sentí diferente al mago, y no percibí que la mecánica estuviera descompensada.
  • Las plantillas de raza y ocupaciones. Arreglárselas para que todas tengan el mismo coste facilita mucho la creación de personajes "al vuelo".

Y de entre todas estas cosas lo que más me gusta es que ha sido un ejemplo de sistema abierto, no en el sentido de reglas (que también), sino al más puro estilo von Bertalanffy: hemos dejado que otros trabajen el sistema por su cuenta, y el resultado ha sido más rico. Mejor. Algo en la línea de lo que comentaba no hace mucho sobre desarrollar lo que otros crearon. El sistema sigue siendo el mismo, y gustará a los que les gustaba y no satisfará a los que no le veían nada de especial, pero sin duda un paso hacia adelante.

El hijo aventajado

Por todo ello, y enlazando con el título de la entrada, creo que El Reino de la Sombra, además de ser un juego de fantasía con un regusto clásico y una orientación clara a ser jugado (incluye montones de ideas de aventuras), es la base en la que deben mirarse a partir de ahora los productos basados en NSd20. De hecho, yo mismo en mis partidas y conversiones estoy tomando como base ese sistema  y, luego, le hago añadidos del manual original.

Si todo esto desembocará en un NSd2.0 todavía está por verse, pero a mí no me desagrada la idea en absoluto. ¿Y vosotros, qué pensáis?

Por cierto, el Reino de la Sombra está preventa hasta el 10 de diciembre, pero después se venderá en pdf. Siguendo el enlace también podéis  ver el 2º capítulo del libro.

11 comentarios:

Tron dijo...

A mí es un sistema que me encanta y en el que encuentro muchísimas posibilidades.

A parte de Takion Horizon tengo otras ideas en la cabeza. Si finalmente consigo terminar de escribirlo, casi seguro que no será el único...

Taluego! :)

El Maestro dijo...

Si tengo la suerte de que sus Majestades de Oriente lo encuentren en tienda física estoy seguro de que me haré con él. Si no, pues tendré que rapiñárselo a mi hermano :P ¡Qué remedio!

Carlos de la Cruz dijo...

La verdad es que más que el sistema, lo que me ha convencido de hacer la preventa ha sido el tema de las aventuras; me intriga ver el modo en el que se entrelazan con la ambientación.

Pero sí, no negaré que tener un NSD20 revisado me ha llamado también :D. En su momento no lo pillé porque algunas críticas no me terminaron de convencer y porque no necesitaba otro sistema genérico. Me gustan los sistemas pensados para una ambientación específica, y creo que en este caso van a pegar perfectamente.

Ah, Maestro, te dejaré el libro físico, por supuesto...

... eventualmente XD.

Khaine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Khaine dijo...

El sistema, dentro de lo genérico que es, he procurado que encaje lo más posible con la ambientación.

Aquí no encontrarás a un mago lanzando conjuros de Volar arruinando un buen viaje, aunque si podrá lanzar una Bola de fuego, pero es probable que no pueda lanzar muchas. En cambio un buen combatiente puede tener más oportunidades de sacar un crítico y destrozar a su rival, sin quedarse atrás con la gente que usa magia.

A mis ojos este sistema sería NSD20 1.5 pues es un refinamiento de las reglas originales pero no tiene todo el potencial que pudiera tener la segunda edición que, espero, un día pueda ver la luz.

Mariano dijo...

Mejorar la obra original en base a la experiencia acumulada es muy buena idea. A mí me encantaría ver un NSD2.0

Respecto a El Reino de la Sombra, el trabajo que hay de muestra me parece muy interesante.
Lo que más me gusta de la idea de este libro, como dice Carlos de la Cruz, es lo que se refiere a las aventuras. Que en un solo libro venga todo lo necesario para jugar durante mucho tiempo es estupendo.
Lo que no tengo claro del todo es si son ideas de aventuras o aventuras más o menos desarrolladas.

Selenio dijo...

A mí lo que me convenció para hacer la precompra fue... Carlos de la Cruz. XD

Me pasa como a él, lo que más me intriga son las aventuras, aunque me alegro que hayan mejorado el sistema por si me da por jugarlo. XD

Se sabe si tardará mucho en llegar el libro físico una vez terminada la preventa en una semana?

Selenio.

Pedro J. Ramos dijo...

Yo la verdad es que no lo sé a ciencia cierta. En las FAQ de la web se dice lo siguiente:

El plazo de cada preventa es de 60 días aproximadamente. Durante ese periodo, se recogen todos los encargos del libro para a continuación enviarlo a imprimir. El tiempo de imprenta es de unos 15 días, con lo que el plazo total no superará los 90 días en casi todos los casos. Por lo tanto, dependiendo de en qué momento del proceso hagas la compra tendrás que esperar algo más o menos.

Carlos de la Cruz dijo...

Selenio, yo puse la entrada en el blog para animar a la gente, que se vendiera mucho y así no quedarme sin mi copia XD.

JC dijo...

"Lo que no tengo claro del todo es si son ideas de aventuras o aventuras más o menos desarrolladas".

Yo las considero aventuras abiertas. Usando la definición del propio Pedro ;-) en su taller de escritura rolera: son aventuras en la que "el autor establece un argumento, dispone gran parte de los elementos de la aventura (por ejemplo, los personajes principales y un esquema de cómo se desarrollarán los acontecimientos) y después deja que sea el Director de Juego quien establezca los detalles".

No es tan elaborado como una aventura cerrada, donde te guía paso a paso, pero tampoco es tan simple como una idea de aventura en dos párrafos para que tú te la montes. De hecho, además de las 37 aventuras abiertas, hay también un buen número de ideas de aventuras.

Es un libro con muchas sinergias. Las aventuras se desarrollan en los lugares que se describen para la ambientación, y el bestiario (aunque variado) no deja de ser una recopilación de los bichos que salen en las aventuras. Al final el conjunto es superior a la suma de las partes, y eso es lo que permite integrar tantas aventuras.

Tampoco quiero venderle la moto a nadie. Habrá a quien le guste y a quien no. Quien hubiera preferido más ambientación y menos aventuras pero más cerradas, por ejemplo.

Personalmente estuve dirigiendo una campaña (con el bueno de Pedro llevando un chamán gigante azul) y, aunque no seguí la campaña oficial, durante todos los meses que jugamos estuve siempre echando mano del material del libro. Precisamente al ser aventuras tan abiertas es mucho más fácil adaptarlas y encajarlas a tu conveniencia.

Mariano dijo...

Estupendo entonces, la idea y la intencionalidad me gustan bastante, más aún si las localizaciones y la ambientación del mundo están bien concretadas, con el fin de situar las aventuras en él.
Por lo que he ido leyendo parece un libro útil y para sacarle buen jugo, de ésos que terminas jubilando tras mucho uso y largas tardes de diversión.
No puedo ocultar que lo espero con ganas.

JC, muchas gracias por despejarme la duda :)