Reseñas: ¿Qué tipos hay y para qué sirven?

Esta entrada enlaza con esta otra de Sendel, del Círculo de Zerom. A raíz de unos comentarios vertidos en una entrada anterior del blog nos pusimos en contacto y decidimos hacer un artículo a medias sobre las reseñas de juegos de rol. Dicho artículo se divide entre las dos entradas, publicada una dentro de cada blog, ¡esperamos que las disfrutéis!

Por si cabía alguna duda sobre el tema de hoy

La entrada que publicamos en Veinticinco horas al día trata dos temas: en primer lugar, qué tipos de reseñas existen y, en segundo término, qué funciones cumplen las reseñas. Mientras tanto, Sendel aborda en el Círculo de Zerom la cuestión de qué se entiende por una reseña y aporta algunos ejemplos de lo que a nuestro juicio son "buenas reseñas" en cada uno de los tipos que voy a exponer a continuación.

Tipos de reseñas
Al tratar de hacer una tipología de reseñas hemos tenido que establecer un criterio de organización. Después de pensarlo el criterio elegido ha sido el contenido, es decir, qué podemos averiguar leyendo la reseña. Así pues, distinguiríamos seis tipos de reseñas:

  • Reseña visual: aquélla que nos indica el acabado del producto, p.ej. lo grueso que es el lomo, cómo son las ilustraciones y la maquetación, etc. Tradicionalmente se realizan aportando fotografías, pero en los últimos tiempos también encontramos reseñas en vídeo. Su principal ventaja es que podemos hacernos una idea de cómo es el producto sin necesidad de tenerlo cerca (p.ej. ir a una tienda a verlo), pero la mala es que su profundidad es escasa y es difícil saber si el contenido del libro nos interesa.
  • Reseña descriptiva: una reseña descriptiva consiste en enumerar los contenidos del libro, con diferente nivel de detalle según el gusto del que realiza la reseña, desde ofrecer un listado de capítulos hasta contar qué contiene cada uno de ellos. Puede aportarse información adicional, como por ejemplo si tal o cual aspecto está muy detallado o pobremente explicado. Entre sus ventajas están que nos podemos hacer una buena idea del contenido del libro, pero como desventaja que muchas veces a los lectores no nos resulta suficiente para saber si un libro merece la pena o no.
  • Reseña emocional: denominamos reseña emocional a aquélla que pone el énfasis en los sentimientos de la persona para con el producto. Suele implicar hacer una valoración ("me ha gustado por.../ no me ha gustado por..."). La ventaja es que resultan sencillas de elaborar y es fácil empatizar con el que las elabora, pero la desventaja es que estamos sujetos a su subjetividad. Si a mí me gustan los sistemas de reglas ligeros y reseño un juego con un sistema pesado, es más probable que no me guste  y haga una valoración en términos negativos.
  • Reseña mixta: es una reseña que conjuga elementos de las reseñas visual, descriptiva y/o emocional. La mayor parte de las reseñas suelen ser mixtas, aunque poniendo mayor énfasis en un aspecto concreto.
  • Reseña holística: con este término hacemos mención a aquélla reseña mixta que trata los tres aspectos de las anteriores (el visual, el descriptivo, el emocional y el de opinión). Su mayor ventaja es que cubre todos los aspectos anteriores, pero la desventaja es que es muy laboriosa para el autor, seguramente "dura" para el que la lee (será densa, con diferentes apartados) y adolece de la misma desventaja que la emocional.
Hecha la clasificación podemos preguntarnos ¿Cuál es mejor? y la respuesta, a nuestro juicio, es que depende. Depende de tus objetivos como lector de reseñas. Si quieres saber qué aspecto tiene un libro busca una reseña visual. Si quieres saber qué contiene, una descriptiva. Si quieres saber te va a gustar un libro, busca alguien con gustos similares a los tuyos que haga reseñas emocionales. Sin duda las reseñas holísticas son las que tienen potencial para interesar a un mayor número de lectores, pero su esfuerzo puede no compensarnos... así que ya sabéis, la próxima vez que leáis una reseña (holística o de cualquier tipo) no olvidéis dejar un comentario para su autor, os lo agradecerá.

Recordad que podéis ver ejemplos de cada tipo de reseña en El Círculo de Zerom.

Valorando, valorando...


Funciones de las reseñas
Ligado con el apartado anterior tenemos la cuestión de qué funciones cumplen las reseñas. Esta cuestión no es baladí, porque nos indica qué van a venir buscando nuestros lectores cuando se acercan al blog a ver la reseña. A nuestro juicio, las funciones son similares a las de cualquier acto comunicativo, con algunos matices:

  • Informativa: es decir, saber algo más del producto reseñado de lo que sabemos previamente. De acuerdo con esta definición es esperable que nuestra reseña ofrezca algo más de lo que se puede encontrar en otros sitios, p.ej., la página oficial del producto. Si nos limitamos a copiar y pegar lo que allí pone solamente estamos repitiendo la información, y por tanto nuestra reseña es útil a menos gente. Cuánta más información contenga la reseña, más probabilidades hay que sea útil para más gente.
  • Comparativa: a veces las reseñas sirven para relacionar un producto con otro, bien porque se haga en la propia reseña, bien porque el que nos lee tiene un marco de referencia que le sirve para hacer la comparación. Para satisfacer adecuadamente la necesidad de comparación del que nos lee, es importante ser precisos con los detalles, y matizar cuando introducimos valoraciones aproximadas (p.ej. "creo que este papel es de menor gramaje que el de este otro libro")
  • Valorativa: a veces buscamos reseñas para valorar si el producto merece nuestro tiempo, atención o dinero. Dar información en este sentido (léase, hacer reseñas que incluyan un componente "emocional" como veíamos antes) favorece a los lectores que buscan una reseña por la valoración que hacemos, especialmente si se percibe proximidad entre ellos y nosotros (vamos, que tenemos los mismos gustos).
  • Motivadora: a veces, alguien elabora una reseña para tratar de modificar la conducta de los demás,  de manera consciente o no. Por ejemplo, invitándoles a comprar o no comprar un libro. Para ello puede servirse de cualquiera de los tipos de reseñas del apartado anterior, pero su fin es claro: advertir que nos estamos perdiendo una joyita (o una "joyita", según el caso).
  • Confirmativa: a veces tenemos una opinión ya formada y queremos que alguien nos la confirme. Por ejemplo, queremos comprarlos el último suplemento de tal juego, pero queremos que alguien nos diga "sí, tío, está genial". Las reseñas pueden servirnos para eso.
¿Vosotros que pensáis? ¿Echáis de menos alguna función que se nos puede haber pasado? ¿Os habéis planteado alguna vez qué buscáis en una reseña concreta? ¿Y cuando la escribís?

Elección correcta, lo que consiguen todos los que leen una buena reseña

Con esto concluye la entrada sobre reseñas hecha a medias con El Círculo de Zerom. Esperamos que os haya resultado de interés y que dejéis vuestra opinión sobre cómo deben ser las reseñas en los comentarios de uno u otro blog. Aprovecho la ocasión, también, para dar las gracias a Sendel por este pequeño ejercicio interactivo, ¡ha sido un placer!

¡Un saludo!

6 comentarios:

Sendel dijo...

Gracias por la iniciativa Pedro.

Ha sido un placer colaborar contigo :-)

Un gran artículo.

Haco dijo...

Una buena aclaración. voy a ver ahora El Círculo de Zerom a ver como continúa el experimento!!

Killy dijo...

Muy interesante esto de catalogar los tipos de reseñas. En el fondo, creo que el lector se preocupará de buscar lo que más le convenga según su objetivo para con el producto, como bien dices.

Lo que sí que creo es que una reseña holística es excesiva en cuanto a esfuerzo del que la realiza y dudo que pueda cundir a un margen amplio de lectores.

De todos modos, en la variedad está el gusto, y los que escriben lo hacen por afición, así que bienvenida sea cualquier versión.

Sendel dijo...

Indudablemente, por mucho que se quiera hablar, comentar, referenciar, etc.

En la variedad esta el gusto.

Tron dijo...

Para mí, la subjetividad es la esencia de cualquier tipo de reseña.

Evidentemente, hablar de "cantidad de palabras", "tamaño de fuente", "medidas de márgenes", "cantidad de ilustraciones", "peso del papel", "material de portada", "tipo de distribución del texto", etc. Más que "reseña", lo catalogaría como "informe técnico".

Entiendo que "la reseña" valora, hace un "juicio de valor", más que simplemente informar de características. Y ésto, esta subjetividad, es lo que hace que no me gusten las reseñas.

Yo, si alguna vez llego a publicar, preferiría un sincero y directo "me gusta / no me gusta" que una "reseña"...

Taluego! ;)

carmen reyes dijo...

wuauuu maravilloso me saca de muchas dudas gracias!